En los procesos de consultoría o de acompañamiento, los consultores nos  encontramos habitualmente con aceleradores gastados, ruedas pinchadas en los equipos, motores desajustados, profesionales sin luces largas, y en esos derrapes los consultores sufrimos desgastes, nos desajustamos, hacemos ruidos … y otras circunstancias que requieren que de vez en cuando paremos para hacernos una revisión.

Esta revisión que hemos realizado de la mano de la asociación DHO (Comunidad de Práctica y Aprendizaje para el Desarrollo Humano y Organizacional)en un fin de semana muy intenso en Sedano (Burgos), nos ha servido para tomar conciencia, darnos feedback y sobre todo y hacer emerger aprendizajes significativos en el desempeño de la consultoría de manera fluida y en compañía de otros compañeros del “parque móvil”.

Me quedo con muchas cosas de esa ITV, pero en mi sigue resonando una frase que me ha conectado quizás con mi día a día.: “No presumas de caballos, presume de frenos ”

Miguel Barbosa
Socio Responsable del área de Consultoría de Algalia Servicios para la economía social

Volver