Hace tiempo escribía que “la vida es una sucesión de episodios en los que la cada persona se le presenta la oportunidad de comportarse como protagonista o como víctima”.

Estamos viviendo una pandemia, en una pandemia, con una pandemia… cada cursiva describe una forma de posicionarse ante lo que acontece. ¿Cuál es la tuya?

La pandemia es un episodio de nuestra vida con una recurrencia no habitual en el ciclo de vida de una persona, pero sí cíclica desde la perspectiva de la historia de la humanidad. Nos vaticinan que acontecimientos de este tipo serán más recurrentes que hasta ahora por la situación de colapso a lo que el homo sapiens está sometiendo al planeta.

Seguramente estamos acostumbrados a observar en la sociedad, a percibir en nuestras organizaciones, a reconocernos a nosotras mismas, como protagonistas o víctimas de los episodios de nuestra vida. Por ejemplo, aceptar el virus y enfrentarse a él (protagonista), o negar su existencia y escapar de la realidad (víctima).

La víctima suele comportarse así:

  • Pone su atención fuera de sí misma, en cosas que no dependen de ella.
  • Es una persona pasiva: le pasan las cosas.
  • Echa balones fuera: la culpa es de otra persona, de las cosas que pasan, del sistema…
  • Lo que le pasa no tiene que ver con ella. No es responsable.
  • No tiene poder, capacidad de que las cosas sean de otro modo.
  • Es agotador para ella y para las que la rodean: no hay posibilidad de revertir nada.

El protagonista se conduce de esta manera:

  • Piensa que algo podrá hacer. Por lo menos, pensar o sentir de forma autónoma.
  • Es una persona activa: promueve que pasen cosas.
  • Quiere la pelota: reconoce lo que acontece y asume la responsabilidad de su capacidad de acción.
  • Entiende que algo de lo que acontece tiene que ver con ella. Considera que es responsable de poder hacer algo.
  • Tiene poder, capacidad de que las cosas sean de otro modo.
  • Está agotada y genera protagonismo en su entorno: hay tanto que poder hacer, tanto que luchar…

¿Reconoces estos posicionamientos? ¿Los ves en la calle, en tu organización, en ti misma?

¿Cómo conseguir dejar de comportarse como víctima y conducirse como protagonista? ¿Dónde se puede trabajar esto? ¿Cuándo hacerlo?

Estamos en un momento muy propicio para aprender a ser diferentes, a adaptarnos mejor a los tiempos que vivimos. Ahora estamos en condiciones de aprender más, con mayor profundidad, más rápido…

En VIRADA Liderazgo queremos acompañarte en la práctica de la disciplina que se requiere para que seas líder de tu propia vida, y que tu liderazgo rebose en la organización en la que participas. ¿Hablamos? Aquí tienes más información: VIRADA Dossier.

 

David Pereiro. Responsable de VIRADA.

Volver

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *